¿Qué es la fotoestabilidad?

Para entender lo que es la fotoestabilidad a grandes rasgos podemos decir que es la capacidad de un filtro solar de permanecer estable ante la exposición de los rayos solares (UV). Es decir, las cremas solares tienen una serie de filtros que protegen la piel de la radiación UV que emite el sol. Logran esta protección mediante la absorción de los rayos de sol, pero cuando una crema solar está expuesta al sol de forma prolongada ha de ser considerada fotoestable para mantener la protección de la piel en todo momento.

Por tanto la fotoestabilidad de los filtros solares es un factor de mucha importancia para considerar un protector solar como efectivo. La degradación o variación de la estructura química de los filtros de las cremas es normal ante la exposición al sol y por tanto la eficacia del protector puede verse disminuida con el paso de las horas.

Una crema solar cumple los requisitos de estabilidad si se mantiene efectiva a lo largo del día


Ahora bien, existen filtros más fotoestables que otros y se considera que un protector solar cumple los requisitos de fotoestabilidad  cuando logra mantener el 90% de su efectividad durante la exposición solar. 

Por tanto, cremas protectoras de alta gama como P20 garantizan una buena protección, son consideradas fotoestables. Un protector que no es fotoestable perderá su nivel de protección según vayan pasando las el tiempo de exposición al sol y por tanto no dará la protección adecuada.

Añadir que el factor de protección solar y los niveles de fotoestabilidad no depende de si se trata de crema, loción o spray, sino de los filtros de la formulación química. Así como los factores de protección se califican según una escala y un número, la fotoestabilidad no tiene niveles o grados: simplemente un protector solar es fotoestable o no. Asegúrate de usar uno de los que sí lo sean.